Retroceder Home Correo Search Avanzar
     Palimpsesto 
 
 Relatos
 
 Reflejos
 
 Contrainformación
 
 Editorial
 
 Perfil
 
 Correo
Buscar

Perfil [an error occurred while processing this directive] Julio 16, 2012


Manifiesto de Palimpsesto
Romualdo Retamal

Enviar por Correo-E
 Versión Impresora 

 

 

Entramos a la frontera de los indómitos adormecidos por la historia de fatalidad que no cuenta la Historia oficial en estas extensas tierras que van de los desiertos de la paja brava y coirones a las brumas de las lluvias casi eternas, a la loca geografía, como dijo el Poeta, allí donde muere el huemul y canta el tíuque, digo yo.  Desde allá hasta aquí ni ojitos rasgados ni pómulos altos pueden encontrarse en gobernantes, obispos, notables, oficiales o generales. Quizás por esto, ni ojitos rasgados ni pomulitos altos se ven en las paradas festivaleras de la patria moderna. Extraño. Porque los oropeles de vestimentas de fantasía y los pífanos de fanfarrias pertenecen a la borrachera de los tiempos remotos, son los tiempos en que, ojos rasgados y pómulos altos, eran la verdadera historia. Son su historia y no la de aquellos de nombres venidos de europa a sembrar mestizos. Las fanfarrias del desfile festivo y sus borracheras la han raptado, la han caricaturizado foráneas formas de mirar, el desfile hoy no es festivo, los rostros de los parodiantes siguen pintados pero, como para simplificar el colorido fantástico de antaño, hoy es negro, los rostros no son alegres, son ahora de una dureza de aberración dogmática, la borrachera ya no es de chicha de maíz, hoy es de sangre, los pasos no son alados y ligeros como los del cóndor, hoy son pasos de gansos apolainados de mestizos llamados tropa. El desfile de antaño era fiesta popular, el de hoy, sólo tambores y gestos raptados al tiempo y a la pista central del circo del Imperio desde la cual, sin permiso de nadie, se arrancaron para ir por las calles aterrorizando conciencias y alegrando pequeños aún no aptos a usar sus memorias.


Top of  Page

Perfil
La mirada profunda es la madre del Arte
Manifiesto de Palimpsesto