Retroceder Home Correo Search Avanzar
     Palimpsesto 
 
 Relatos
 
 Reflejos
 
 Contrainformación
 
 Editorial
 
 Perfil
 
 Correo
Buscar

Reflejos [an error occurred while processing this directive] Julio 21, 2012


La razón de la Desesperanza
Romualdo Retamal Maureira

Enviar por Correo-E
 Versión Impresora 

El 31 de diciembre de 1989 volvió a llamar Militza. Carmelo no supo cómo le contestó, lo cierto es que Militza le dijo nerviosa : Voy para allá, no salgas, no hagas nada..., ella regresaba después de dos años de ausencia, pero ¿era ella?, ¿su Militza?. Diez minutos más tarde llegó.
- ¿Qué te sucede?
- Nada, no siento nada...
- Me contestaste como si hubieras escuchado a un muerto...
- Así fue, a una muerta.
- ¿Qué quieres decir?
- Eso, que tú estás muerta...
- ¡Déjate de tonterías!, no me quieres más, no quieres verme más ¿es eso?...
- No, no es eso...
- Entonces estás enojado conmigo y tienes toda la razón. Te llamó poco, no vengo a verte, he sido una cretina, tienes razón, vivo mis rollos sola teniéndote a ti, mi mejor amigo, debería asociarte más a mi vida, deberíamos vivir más juntos, qué estúpida he sido, pero eso se puede arreglar, perdonar ¿no es así?.
- Yo no tengo nada que perdonar, yo no tengo nada de nada...
- ¿Qué te pasa?, te encuentro más enredado que de costumbre...
- Lo que me pasa es que tú estás muerta, es decir, muerta para mí...
- ¿Encontraste una nueva amiga?, ¡Estás enamorado!, eso es..., estoy feliz, te lo juro, estoy feliz por ti...
- Gracias, sabía que lo ibas a comprender, es verdad, estoy enamorado...
- ¿La conozco?
- Muy bien, más aún, ella eres tú pero no tú...
- Carmelo, ¡deja de ser un niño y explícame!
- Te explico, yo ya vivo con la que amo, tú ya no existes..., ella es la Militza de mis sueños, la que nunca llega, me he acostumbrado a vivir con ella, ella es mi memoria, no necesito a nadie más...
- Carmelo, hemos vivido juntos y yo nunca rechacé un cariño tuyo, fui feliz todo lo que pude contigo, viví a fondo, nunca te mentí, cuando comencé a tener dudas me alejé enseguida, tú sabes porqué, yo te quiero con toda mi alma, no es culpa mía que no te ame como tú quieres, pero perderte para mí sería como matar mi juventud porque tú eres mi padre, mi hermano, mi primer amante, eres también mi memoria, la parte más bella, sólo que...tenemos que crecer, ser adultos y asumir nuestros sentimientos y nuestros actos, yo no puedo vivir haciendo como si, no puedo, pero hoy día, siento el deseo de estar contigo, hacer el amor contigo, sería capaz de aferrarme a ti hasta morir...
- Adiós Militza...

La vi alejarse por la ventana, su cuerpo hermoso atravesó la calle hasta su automóvil, abrió la puerta, miró hacia la ventana, nos quedamos mirando, esperando que algo pasara hasta que entró al vehículo, cerró la puerta y arrancó dejando un ruido desagradable frente a mi ventana.


Top of  Page

Reflejos
La razón de la Desesperanza
Responso a mis hermanos muertos
El delgado hilo de la Vida
Rastros
Yo y mi Memoria declarativa
Palimpsesto en tono menor
Homenaje a la memoria