Retroceder Home Correo Search Avanzar
     Palimpsesto 
 
 Relatos
 
 Reflejos
 
 Contrainformación
 
 Editorial
 
 Perfil
 
 Correo
Buscar

Reflejos [an error occurred while processing this directive] Julio 21, 2012


Responso a mis hermanos muertos
Romualdo Retamal

Enviar por Correo-E
 Versión Impresora 

Responso a mis hermanos muertos

 

 

Allá, por los años del cólera y del terremoto, mi pequeño pueblo reinventó dios. Se hicieron curas y monjas unos cuantos, se habló de justicia, bajó el precio del pan y del vino, se llenaron las calles de decires ya dichos pero extrañamente nuevos, se reinventó la convivencia cívica, algunas manos se entrelazaron y se dejó hablar a los poetas, hoy, por esas mismas calles, en sus pasajes escondidos llenos de orines oxidados, deambulan cada nuevo día aquellos que creyeron y que hoy muertos son por haber creído. Y bien muertos están, repite la máquina pragmática Historia, juicio oficial particular universal apelativo, tan pesadamente universal que imposible es dar curso a la respuesta indispensable por ser ésta voz entre multitud de voces mudas, por esto, la respuesta imprescindible pierde perspectiva, validez de pertenencia a estructura sólida, se vuelve grito mudo, mejor así, los rincones de mi pueblo seguirán poblados entonces por ellos, los muertos por haber creído, guardianes del palacio luminoso construido con sus utopías y sus acciones en el cual sus ideales fueron escondidos. A salvo, al fin, sus tesoros.

 

Un mes más tarde, dos días antes del timbre insistente de la puerta de calle, la poderosa máquina pragmática de la Historia se hizo diminuta, impotente, abyecta, en la pantalla de la tv, desde ahí, desde lo más profundo de su sílaba His, ella, vomita actos represivos contra pueblos armados sólo de sus miradas limpias, soluciona conflictos árabe-israelita proponiendo la injusticia como solución, ametralla ideas no católicas, refuerza alambradas, delimita pareceres, despoja de papeles y voz a los ya sin papeles y gana elecciones con sesenta por ciento de abstenciones.

 

- Ya no hay qué. Todo está dicho.

- Pero cada ser es una existencia única.

- Desde la primera luz de la historia, otros más puros, con asombro verdadero, dijeron las cosas fundamentales, después de ellos todo es sólo repetición.

- La ciencia, lo nuevo, el ir más allá...

- ...nos lleva siempre a la misma pregunta sin respuesta: ¿toda la ciencia de la humanidad ha dado acaso respuesta definitiva, no fuese sino a una, a las necesidades más fundamentales del humano; techo, salud, comida y trabajo?.

 


Top of  Page

Reflejos
La razón de la Desesperanza
Responso a mis hermanos muertos
El delgado hilo de la Vida
Rastros
Yo y mi Memoria declarativa
Palimpsesto en tono menor
Homenaje a la memoria